Uso y Aplicaciones de Instrumentos Multifunción

The short URL of the present article is: https://cjm.cl/ko1r

En el mundo de la electricidad, la seguridad es primordial. La norma IEC/EN 61557 es un estándar técnico que especifica los requisitos generales aplicables a equipos de medición y monitoreo para probar la seguridad eléctrica en sistemas de distribución de baja tensión con voltajes nominales de hasta 1,000 V CA y 1,500 V CC. Cubre términos, incertidumbre de medición, requisitos de seguridad y EMC, así como aspectos ambientales. Esta norma se divide en varias partes, cada una de las cuales especifica requisitos adicionales o desviaciones para diferentes tareas de medición. 

  1. Verificación de Continuidad y Resistencia en Conductores de Protección y Compensación

La evaluación de la seguridad eléctrica se inicia con la continuidad de los conductores de protección y compensatorios. Esta inspección esencial asegura la integridad de los conductores fundamentales, permitiéndoles servir como rutas seguras para desviar corrientes en situaciones de fallo. 

La medición de resistencia de los conductores de protección y compensatorios es un paso crítico para salvaguardar a las personas ante contactos indirectos. Su objetivo principal no radica en cuantificar la resistencia de los conductores, sino en verificar la continuidad, junto con la baja resistencia eléctrica de dichos conductores y asegurar la conexión entre puntos clave. 

  1. Calidad de la energía

La calidad de la energía eléctrica es crucial para el funcionamiento óptimo de los equipos y dispositivos. Se relaciona con las condiciones de suministro adecuadas que aseguren su operatividad continua y su rendimiento sin interrupciones ni afectaciones. 

Algunos equipos poseen la capacidad de medir esta calidad eléctrica bajo parámetros fundamentales, y se clasifican según la norma 61000-4-30 como clase S. Estas medidas obligatorias incluyen la frecuencia y magnitud de la tensión de alimentación, el desequilibrio de voltaje y la detección de caídas, aumentos e interrupciones en el voltaje y corriente, asegurando así la evaluación precisa de la calidad del suministro eléctrico. 

  1. Medición de la Resistencia de Aislamiento

La medición de la resistencia de aislamiento es esencial para detectar posibles fugas de corriente que puedan comprometer la seguridad del sistema eléctrico. Esta evaluación abarca los conductores y aspectos específicos de protección en suelos y paredes, asegurando la integridad de la instalación eléctrica. Esta medición se basa en la ley de Ohm, que establece la relación entre la tensión aplicada, la corriente que fluye y la resistencia del aislamiento, proporcionando una visión completa del estado del aislamiento y su eficacia en la prevención de fugas de corriente. 

  1. Medida de la Iluminancia de Equipos de Alumbrado

La medida de la iluminancia (Lux) es fundamental para asegurar niveles adecuados de iluminación en diversas situaciones. Esta evaluación garantiza que los niveles de luz sean óptimos para proporcionar la iluminación necesaria en entornos específicos, asegurando así condiciones visuales ideales en distintos escenarios. 

  1. Medida de la Resistencia de Puesta a Tierra

Determinar la resistencia de puesta a tierra es vital para garantizar que los sistemas de tierra cumplan con los estándares de seguridad. Una conexión efectiva a tierra es esencial para disipar corrientes de falla y mantener niveles de seguridad adecuados. 

  1. Medida de las Corrientes de Fuga

Detectar y medir corrientes de fuga esencialmente previene riesgos de descarga eléctrica. Esta medida se centra en asegurar que las corrientes no superen niveles peligrosos. 

  1. Medida de la Impedancia de Bucle

Esta medida garantiza que las posibles corrientes de falla puedan activar los dispositivos de protección como los magnetotérmicos o fusibles en tiempo adecuado. 

  1. Comprobación de la Intensidad de Disparo de los Diferenciales

Los dispositivos diferenciales son vitales para desconectar circuitos en caso de corrientes de fuga. Verificar su correcto funcionamiento es crucial para mantener la seguridad. 

  1. Comprobación de la Secuencia de Fases

Por último, pero no menos importante, la correcta secuencia de fases garantiza el funcionamiento adecuado de los sistemas eléctricos y previene posibles problemas derivados de conexiones incorrectas. 

En resumen, cada etapa de verificación y medida definida por la Norma IEC/EN 61557 es esencial para mantener un entorno eléctrico seguro y funcional. 

Esta detallada batería de pruebas no solo cumple con estándares, sino que también proporciona una capa adicional de confianza en la operatividad y seguridad de los sistemas eléctricos, fundamentales para entornos residenciales, comerciales e industriales. 

En CJM, valoramos la seguridad y eficiencia de tus sistemas eléctricos. Estamos aquí para ofrecer asesoramiento especializado y mejoras continuas. ¿Necesitas soluciones adaptadas a tus necesidades? ¡Contáctanos hoy mismo a contacto@cjm.cl y déjanos ser tu socio en la búsqueda de una seguridad eléctrica impecable. 

Dejanos mostrarte…

Algunos instrumentos multifuncion para certificar instalaciones electricas

Redactado por: Gianella Banderas, Relacionadora Publica

Revisado por: Benjamin Hidalgo, Especialista de Soporte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.